Publica.la, el Netflix de diarios y editoriales

Con la misión de ayudar a la transformación digital de publicaciones impresas, nace publica.la, una aplicación que permite a cualquier editor crear su propio “Kiosko Online” donde vender sus publicaciones individualmente o a través de suscripciones mensuales. Simplemente arrastrando el mismo PDF que se utiliza para la imprenta, un editor puede transformar cualquier publicación impresa -ya sea un diario, una revista o un libro -en una edición digital en pocos minutos, lista para ser ofrecida a los lectores. Una nueva solución para convertir lectores web en suscriptores pagos.

Con sus primeros clientes, publica.la logró alcanzar en 6 meses a 11.000 lectores y más de 750 publicaciones digitalizadas. Recibieron una inversión de USD 200.000 que les permitió invertir en tecnología. Se acaban de sumar a un importante ecosistemas de startups en Madrid gracias a la Tetuan Valley Startup School en el campus de Google, que les dio acceso a una red de mentores, inversionistas y empresarios de todo el mundo.

Cómo funciona publica.la

Publica.la permite crear Kioscos digitales personalizados para publicaciones impresas (eligiendo sus colores, imágenes y textos), configurar medios de pagos preferidos para cobrar las ventas directamente, sin intermediarios. También cuenta con un Dashboard con estadísticas sobre las publicaciones, y herramientas de marketing para ayudar en la promoción y distribución de las contenidos.
El dilema con el que se topan algunos medios es cómo iniciar su transformación digital y lograr convertir a los lectores más fieles que consumen noticias “gratis” en su web en suscriptores pagos. Desarrollar un Kiosco online propio puede requerir una inversión de miles de dólares y en las plataformas que ya ofrecen una solución estandarizadas, el medio debe “entregar” su contenido, para ser distribuido y comercializado por terceros.

“Decimos que publica.la puede democratizar la transformación digital de publicaciones impresas por varios razones. No sólo por motivos económicos, ya que es una opción más accesible que otras plataformas disponibles en el mercado, sino también por la facilidad para crear el Kiosco en pocos minutos, simplemente arrastrando un PDF. No se necesitan conocimientos técnicos y se puede prescindir de manejar servidores propios. Y por último, y tal vez más importante, porque nosotros solo proveemos la tecnología, y después cada medio mantiene el ownership sobre sus contenidos online, tanto la distribución, el cobro, como la información sobre sus usuarios. En otras plataformas, las editoriales tienen que ´entregar´ el contenido para que lo distribuya y monetice un tercero, con quienes comparten el revenue y pierden el control y la información sobre los usuarios” sostuvo Pablo Laurino, co-funder de Publica.la.

Publica.la quiere acercar un nuevo modelo de negocio a la industria editorial, permitiendo generar nuevas fuentes de ingresos a través de la venta de contenidos digitales sin un esfuerzo extra al que ya vienen realizando autores y editores.

El kiosko online permite acceder a una réplica exacta de la publicación impresa, pero en Internet, a través del pago de una suscripción mensual o de la compra individual de un ejemplar. En este sentido es un formato que se puede complementar con las suscripciones impresas (algunos medios ofrecen suscripción online gratis para los suscriptores de la versión impresa, por ejemplo). También se complementa con la versión web del diario, ya que ofrecen experiencias de lectura y tipos de noticias diferentes. Mientras que la web prima el último momento y noticias de alta rotación, el kiosco online puede ofrecer contenido más profundo y de análisis, por ejemplo.

Fundada por jóvenes profesionales de la industria editorial

publica.la fue fundada por dos emprendedores argentinos under 30, Pablo Laurino y Franco Gilio, quienes luego de trabajar muchos años en la industria editorial encontraron un problema común a todos: los costos de impresión y distribución son cada vez más difíciles de afrontar y los usuarios demandan disponibilidad ininterrumpida e inmediata a los contenidos.

Puntualmente, la idea surgió cuando ambos trabajaban en la revista Barcelona -Pablo en el equipo de marketing y Franco en tecnología- y buscaban convertir a los lectores de la web en suscriptores. Después de analizar las opciones que ofrecía el mercado, desarrollaron in house una versión similar a lo que años más tarde dio origen a publica.la.

Este año, ya tienen confirmada la presencia en las principales ferias del mundo de la Industria Editorial, ya que apuntan no sólo a la transformación digital de diarios y revistas, sino también de editoriales y libros. Y están trabajando para ofrecer en el corto plazo en su plataforma contenido multimedia enriquecido (imágenes y videos), la posibilidad de crear un audiolibro automáticamente, así como crear versiones interactivas de los libros. Además añadirán funciones específicas para enriquecer la experiencia de compra y lectura de los usuarios, con la posibilidad de requerir una copia física de una publicación y recibirla directamente en su domicilio

La segunda vuelta de las suscripciones digitales

Se conoce como “economía de las suscripción” al modelo a través del cual se vende casi todo (música, películas, software, videojuegos, publicaciones hasta incluso medias) a través de suscripciones digitales. Si bien existe desde hace muchos años, aún no tuvo un alto impacto en la industria de las publicaciones impresas.

Gracias a la profundización de la revolución digital (la popularización de dispositivos móviles, smartphones, tabletas, etc.), la mejora en los servicios de pagos online disponibles, hoy en día casi todo puede ser entregado (comprando, vendido y consumido) de manera digital. Cada vez más los consumidores confían en este modelo y según un reciente análisis de Gartner, más de un tercio de las compañías que componen el ranking Global 2000 que venden productos no relacionados con los medios generarán de manera incremental revenues a través de modelos de suscripciones.

Cobrar o no cobrar por los contenidos que los usuarios pueden encontrar gratis en Internet. Ese fue uno de los grandes debates en los medios y las industrias del entretenimiento con la llegada de Internet y la crisis de viejos modelos de negocios. Con el desarrollo de plataformas como Netflix y Spotify quedó demostrado que los usuarios están dispuestos a pagar, al menos por música, series y películas. ¿Pero qué sucede con la industria editorial y los medios?

Con la migración de las audiencias hacia Internet, los grandes diarios alrededor del mundo han intentado imponer diferentes modelos de paywall (que los usuarios paguen para poder acceder a las noticias online) desde el año 2010, para contrarrestar la caída de sus ingresos por publicidad en los medios impresos. A pesar de tantos años de intentos fallidos, estamos transitando una segunda vuelta de las suscripciones digitales. The New York Time acaba de anunciar un crecimiento récord de sus suscripciones online durante el primer trimestre de 2017 del 40%, frente a la caída del -18% de los ingresos por publicidad de la versión papel; cerca de 2 millones de usuarios pagan por consumir sus noticias online. The Washington Post incrementó un 76% su base de suscriptores digitales durante 2016 y The Wall Street Journal dijo que ya tiene 1 millón de suscriptores online, que representan más de la mitad de su base total de suscriptores.

Con la caída de la circulación de los medios impresos y la dificultad para monetizar los lectores de la web en un mercado de la publicidad digital monopolizado por Facebook y Google, muchos empresas mediáticas han concluido que su futuro puede depender de empezar a cobrar suscripciones digitales para contenido Premium, exclusivo y/o libre de publicidad. La proliferación de noticias falsas en las redes sociales, pudo haber sido un incentivo para que cada vez más personas, al menos cierto target, estén dispuestas a pagar para consumir noticias de calidad.

Print Friendly, PDF & Email

Mirá también

La docuserie Chef’s Table se estrenará exclusivamente en Netflix en 2015

Netflix, la red de televisión por Internet líder en el mundo, amplía su contenido original …

Deja un comentario