La omnicanalidad, una de las claves de @Tiendanube para vender con éxito por Internet

Un último estudio realizado por la empresa We are social revela que, durante 2018, el 93% de los argentinos tuvo acceso a internet (esto es, un 20% más que en 2017), y se espera que ese número siga en aumento.

Por ello, en la actualidad, vender por internet se volvió clave y necesario para todo negocio que busque desarrollarse y expandir sus ventas.

Hoy en día, existen distintas opciones de canales para vender por internet. Puede ser a través de una tienda online, un marketplace o las redes sociales, por ejemplo.

La clave, si el negocio está presente en distintos canales de venta, es que todos ellos se unifiquen para crear una imagen de marca sólida. Esto es posible a través de una estrategia que ya está marcando tendencia: la omnicanalidad.

La omnicanalidad, entonces, es la estrategia mediante la cual se integran armónicamente todos canales de venta de una marca con el fin de alcanzar a sus potenciales clientes desde el lugar en que ellos decidan.

De esta manera, el consumidor online puede comenzar la compra en un canal de venta como las redes sociales y concretarla en otro, como la tienda online.

Con Tiendanube es posible integrar el ecommerce con los distintos canales donde las marcas estén presentes, brindando la mejor experiencia para el comprador. Por ejemplo, Instagram Shopping, la tienda de Facebook y WhastApp. Otros ejemplos son las integraciones de Tiendanube con Renová tu Vestidor y Mercado Libre, ambos marketplaces locales.

En resumen, vender por internet es una necesidad que marca tendencia, y son las nuevas tecnologías como Tiendanube las que se encargan de satisfacer esta necesidad para que los consumidores puedan comprar lo que quieran, cuando y donde quieran, de forma online.

Extra: el paso a paso para llegar a la venta

Para vender por internet con éxito es recomendable que cada negocio diseñe su propio embudo (o funnel) de ventas. Los especialistas de Tiendanube detallan el paso a paso de este recorrido para llegar a la venta.

Un embudo de ventas clásico y efectivo se divide en 3 etapas:

Etapa 1: Atracción de personas.

En esta etapa lo más importante es saber quién es el público objetivo, aquel que se puede interesar por el producto, para que todas las acciones y esfuerzos de marketing y comunicación estén bien dirigidos y sean eficientes. Así, se va a lograr que el público que visite el canal de venta online sea calificado.

Etapa 2: Conversión a clientes.

El objetivo principal de esta etapa es lograr que esas personas que se lograron llevar al canal de venta online en la etapa 1, compren.

Para alcanzar este objetivo, los principales consejos son:

– Poner atención en el diseño de la tienda, tanto en la página principal y su menú como en las fotos y las descripciones de los productos.

– Generar confianza en el canal de venta online. Esto se puede lograr haciendo un uso estratégico de la página “Quiénes somos” del ecommerce, brindando múltiples canales de contacto con la marca o bien a través de la sección “Políticas de cambio y devolución”, por ejemplo.

Etapa 3: Retención de clientes.

Una vez que el cliente realiza la compra, es importante conocer cómo fue su experiencia ya que eso va a ayudar a saber qué se está haciendo bien y cuáles son los espacios de mejora.

También son importantes, en esta etapa, las acciones de retención de clientes para que vuelvan a comprar. Una buena idea es ofrecer un descuento o beneficio extra para su próxima compra online, o bien una promoción en un producto complementario al que compró inicialmente.

De este modo, queda de manifiesto que el desafío de las marcas hoy es estar presentes y consolidar su imagen subiéndose a la omnicanalidad y generando confianza para que el consumidor se convierta en cliente y así vuelva y recomiende.

Print Friendly, PDF & Email

Mirá también

Claro presenta On-line para elegir, comprar y renovar el celular

  Con una nueva campaña que abarca medios masivos y digitales, Claro apuesta a ayudar …

Deja un comentario