Desde Starbucks hasta toda la línea Levité, pasando por todas sus versiones locales e internacionales (y en sus diferentes sabores y colores), si hay dos productos o modelos de negocios que nacieron con esta década esos son las cafeterías y las aguas embotelladas. Bueno, como todo lo que sube tiene que bajar, parece que en EEUU (desde donde nos llegó esta desmedida pasión por los "latte" y las aguas de colores) ya están previendo una suerte de desaceleración del mercado, basado en la caida del consumo y en la "guerra de las aguas/cafeterías".

¿El fin del imperio de las cafeterías y las aguas embotelladas?

Desde Starbucks hasta toda la línea Levité, pasando por todas sus versiones locales e internacionales (y en sus diferentes sabores y colores), si hay dos productos o modelos de negocios que nacieron con esta década esos son las cafeterías y las aguas embotelladas. Bueno, como todo lo que sube tiene que bajar, parece que en EEUU (desde donde nos llegó esta desmedida pasión por los «latte» y las aguas de colores) ya están previendo una suerte de desaceleración del mercado, basado en la caida del consumo y en la «guerra de las aguas/cafeterías».

Print Friendly, PDF & Email

Mirá también

Se lanza club de consumidores: Big Family

Una propuesta gatuita para unirse y conseguir mejores condiciones de compra en productos y servicios. …

Deja un comentario