La niña que se enfrentó al gran Toro y se quedó con el gran León de Titanium de Cannes: el triunfo de la metáfora de David y Goliat

Por Alicia Vidal (desde Cannes)

Finalmente, Fearless Girl o la niña sin miedo, que consiste en la instalación de una estatua de una joven enfrente del famoso toro de Wall Street, se quedó con el premio mayor, Grand Prix,  de Titanium en el festival de Cannes.

Se trata de una categoría que fue desarrollada para enaltecer el trabajo relevante creativamente en cualquier categoría que fuese.

Es además una obra que tiene que suponer una ruptura, una provocación, un correr los límites de lo establecido para que sirva de inspiración a la industria creativa.

En ese sentido, el jurado sintió que el caso de Fearless Girl era lo más merecido para premiar en esta perspectiva. Tham Khai Meng, presidente del jurado de Titanium e Integrated por Ogilvy & Mather Global, fue contundente al destacar el valor de esta acción ganadora.

“Ese ícono estará ahí para siempre. En nuestro negocio las cosas pueden ser papel higiénico al día siguiente pero esto es permanente. Y la cultura está preparada para hacer frente y para pelear contra el miedo, no es solo por las mujeres. Sino el miedo en todos los planos.”

“Es algo que va más allá de la publicidad y rompe los códigos. Genera tensión y eso es destacable. El toro estuvo ahí por muchísimo tiempo y esta niña se le enfrenta siendo la voz de muchos”.

Es además una campaña que ya había ganado en el corazón de la gente, destacaron otros integrantes del jurado. Porque se trata de una acción que ya había recibido el agrado y la valoración popular y masiva, solo que ahora el jurado del festival de Cannes le da el aval con este premio mayor sumándose a los Grand Prix que consiguió en Glass, Pr y Outdorr o Vía Pública.

En algún modo es como la base de la historia de David y Goliat donde el débil (representado en este caso por la niña sin miedo) se enfrenta al poderoso (el gran toro de Wall Street) y esto siempre parece ganar el corazón de todo el mundo (hasta de los publicitarios).

Y en verdad, vale la pena preguntarse por qué la industria más centrada en el ego y el lucro, premia cada vez más las ideas que tienen que ver con las buenas causas y busca ponderar las acciones ligadas a las minorías y a la protección de la diversidad.

Para ello, nada mejor que la opinión de Joaquín Mollá, jurado argentino por film en Cannes, que entiende que al menos es un avance concreto que la industria publicitaria se dedique a reforzar las causas importantes de la humanidad. Supone valorar este tipo de causas al menos en la afirmación aunque aún falte mucho por hacer en el plano de la concreción de un «mundo mejor».

 

Print Friendly, PDF & Email

Mirá también

Casi el 90% de los publicitarios se sienten en crisis: baja la rentabilidad y compiten hasta con los memes

Por Alicia Vidal El 89% de los publicitarios sienten que la industria está en crisis. …

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: