Cómo pueden aprovechar las marcas el contenido efímero

El contenido efímero, aquel que se basa en imágenes, comentarios o vídeos a los que solo se puede acceder durante un tiempo limitado, se ha convertido en una oportunidad para que las marcas ganen visibilidad y fidelicen a sus públicos.

Con 154 millones de usuarios, Snapchat marcó un antes y un después en el consumo de contenidos, aportando una clara visión de lo que quieren consumir las futuras generaciones. Un éxito que Instagram supo aprovechar con la funcionalidad Instagram Stories, consiguiendo que se disparara su número de usuarios activos hasta los 250 millones.

Frances Fuentes, Content Marketing Specialist en DigitalBoost (by Stratesys), asegura que “los jóvenes quieren compartir nuevas experiencias como las proporcionadas por los contenidos efímeros. Por este motivo, las organizaciones deben aprovechar el potencial de esta nueva forma de comunicar para crear una comunidad de consumidores fieles y dispuestos a pasar a la acción”.

¿Cómo deben de diseñarse este tipo de contenidos? DigitalBoost (by Stratesys) señala cinco pautas para que las marcas incorporen con éxito en sus estrategias de marketing contenidos que primen la inmediatez, la espontaneidad y la creación de experiencias:

1. Naturalidad frente a perfección. Las nuevas generaciones no demandan calidad ni grandes producciones, prefieren contenido rápido y vivo, transparencia y vivencias reales que les permitan conectar con la marca. De esta manera, se debe huir de las florituras y no abusar de los recursos gráficos.

2. Vivencias reales. Los usuarios buscan interactuar con los trabajadores, los clientes u otros perfiles de la compañía. En este sentido, las vivencias reales y las experiencias personales ganan relevancia mientras que la información corporativa de la compañía pasa a un segundo plano. Atraer su interés se convierte en el mejor aliado de las empresas.

3. Historias que generen rutinas. Actualizar habitualmente el contenido y crear historias interesantes fomenta en los seguidores una rutina diaria de expectación y búsqueda de información sobre nuestra marca. Se establece así con el usuario un vínculo que favorece la demanda de nuevas actualizaciones y noticias sobre la compañía.

4. FOMO (Fear of Missing Out). La ansiedad y el miedo que genera perderse algo en la red es una curiosidad innata en los usuarios digitales que las empresas tienen que saber aprovechar. Esta necesidad compulsiva de conocer que pasa en cada momento y de estar conectados a las redes sociales ayuda a recordar nuestra existencia frente a la competencia.

5. Mantén activa su atención. Instalarse en el día a día de los usuarios y mantener activa su atención a lo largo del tiempo provoca que las marcas consigan guiarles donde quieren cuando lanzan un nuevo producto o servicio y, en consecuencia, tener influencia en su decisión de compra.

Print Friendly, PDF & Email

Mirá también

¿Por qué las marcas deben llevar adelante una estrategia en publicidad móvil de cara a Rusia 2018?

  Uno de los eventos deportivos más importantes del mundo se llevará a cabo este …

Deja un comentario