Inauguran el primer spa de manos atendido por personas con discapacidad

La organización “EN BUENAS MANOS” lleva adelante una tarea disruptiva pero necesaria: la de insertar a las personas con discapacidad en el mercado laboral mostrando su productividad. Mientras que en Europa más del 50% de las personas con discapacidad tienen empleo, en Argentina este número no supera el 20%. Esta diferencia se debe a las barreras y prejuicios que existen hacia la contratación de las personas con discapacidad. EN BUENAS MANOS se propone derribar esas barreras y mostrar como las personas con discapacidad tienen atributos que no solo los hacen empleables sino altamente competitivas e idóneas para diferentes puestos de trabajo.

Por eso, la organización – que viene trabajando desde 2011 – decidió ir más allá e inauguró el primer spa de manos atendido por mujeres con discapacidad. El stand de EN BUENAS MANOS estuvo en Aeroparque hasta el 7 de noviembre y luego tendrá una dinámica rotativa para recorrer distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires y acercarse cada vez a más personas: durante noviembre se muda a la Feria de las Naciones COAS y en diciembre se instalará en la estación de trenes de Retiro. En Aeroparque y el COAS el costo del servicio es sumamente accesible y en Retiro el pago será 100% a voluntad del consumidor.

En esta primera etapa en Aeroparque, el stand fue visitado por más de 1000 clientes que pudieron aprovechar el servicio de manicuría, a cargo de Luana, Marcela, Rocío y Vanesa, quienes fueron altamente capacitadas para ser manicuras.

Actualmente, también brindan el servicio de Spa de Manos In Company en empresas, donde las manicuras visitan las oficinas y ofrecen el cuidado de manos a los empleados, visibilizando el impacto positivo de la inclusión de personas con discapacidad en el propio espacio de trabajo.

“En Buenas Manos nació en 2011 para cambiar la mirada sobre empleo y discapacidad. En la Argentina, más de 80% de las personas con alguna discapacidad están desempleados y en gran medida es porque no se conoce la diversidad de actividades productivas que pueden realizar con máxima eficiencia y responsabilidad”, explicó Hernán Español, fundador de la organización.

“Nuestro objetivo es promover la ruptura de barreras sociales hacia la contratación de personas con discapacidad, mostrando ejemplos concretos donde las personas con discapacidad agregan valor cuando se insertan en el mercado laboral de manera igualitaria. En el caso de este spa de manos, logramos que muchas personas comprobaran como mujeres con discapacidad motriz o auditiva podían brindar un servicio de manicura excelente como en cualquier peluquería de primer nivel”, agrega Español.

«En Buenas Manos» está integrada por más de 100 personas que ofrecen servicios para empresas muy variados: masajes relajantes – brindados por personas con discapacidad visual-, digitalización de documentos, servicio de catering, distribución de frutas frescas y frutos secos, – realizado por un grupo de personas con discapacidad auditiva. Cuentan con una cafetería abierta al público atendida por personas sordas, donde también se realizan diversos eventos para organizaciones y empresas.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario